Un Partido en el Cielo

Dicharachero, buen compañero y tremendo lanzador, desde pequeño mostró aptitudes para el béisbol.

Quienes lo conocieron lo recuerdan como un lanzador muy bueno, pero también como muy buena persona, siempre feliz, alegre y positivo, siempre mostrando compañerismo. Su talento lo hizo sobresalir siempre, los éxitos llegaron y con ellos el reconocimiento de quienes se convirtieron en sus seguidores.

Lanzador derecho, le tocó saborear las mieles del Campeonato, pero Dios tiene escrito un libro para cada uno de nosotros, de nuestra vida, de nuestros éxitos, lo que somos es gracias a Dios, es por eso que el día que nos mande llamar, con gusto partiremos.

Recibió el llamado de El Creador, tenía un juego importante en el cielo, donde la felicidad, el amor y la paz no tienen final.

En algunas ocasiones se le ha visto en el Diamante, alrededor de medianoche, en la loma de pitcheo, algunas veces recorriendo el campo, o sentado en el Dugout, siempre imponente como el lanzador que fué, quienes lo han visto, dicen que viene apoyando a su equipo, a ver los partidos, en el Estadio al que el siempre se refirió como su casa.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 1,234 other followers

%d bloggers like this: